-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Free software” is a matter of liberty, not price.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por qué «software libre» es mejor que «código abierto» cdlibre.org ---Software de código abierto de forma gratuita ---Oficina de Software Libre de la Universidad de La Laguna

Traductor

- Asesinados por odio a la fe -

El número de religiosos asesinados en la retaguardia republicana, según un detallado estudio publicado en 1961 por Antonio Montero Moreno, ascendió a 6.832, de las cuales 4.184 eran sacerdotes, 2.365 frailes y 283 monjas. Otro estudio el de Vicente Cárcel Ortí para la preparación del "catálogo de los mártires cristianos del siglo XX", amplían la estimación con 3.000 seglares, en su mayoría pertenecientes a la Acción Católica, con lo cual estiman en torno a 10.000 el número de víctimas pertenecientes a organizaciones eclesiásticas.

Durante la contienda, resultaron destruidas 20.000 iglesias, entre ellas varias catedrales, incluyendo su patrimonio artístico y sus archivos tanto como resultado de las acciones revolucionarias como por efectos de bombardeos indiscriminados como el de Guernica y Durango.

En Madrid se destruyeron casi todas las iglesias mientras que en la vecina localidad de Getafe el monumento al "Sagrado Corazón" situado en la cima del Cerro de los Ángeles fue volado con dinamita el 7 de agosto de 1936.



En la diócesis de Lérida fueron asesinados el 66% de los miembros religiosos.
En la diócesis de Tortosa fueron asesinados el  62% de los miembros religiosos.
En la diócesis de Málaga fueron asesinados el  48% de los miembros religiosos.
En la diócesis de Menorca fueron asesinados el  49% de los miembros religiosos.
En la diócesis de Segorbe fueron asesinados el  55% de los miembros religiosos.
En la diócesis de Toledo fueron asesinados el  48% de los miembros religiosos.
En la ciudad de Madrid fueron fusilados 334 sacerdotes, perdió al 30% de su comunidad religiosa.
En la ciudad de Barcelona fueron asesinados el 22% de religiosos, con 279 victimas.
En la ciudad de Valencia fueron asesinados el 27% de religiosos, con 327 victimas.
El 30 de enero de 1937Carmen García Moyón, fue quemada viva en Torrente.

Carlos Díaz, fue enterrado aún con vida en el cementerio de Agullent, siendo poco más tarde fusilado.


Los obispos asesinados fueron:



La Guerra Civil española no se origino por un hecho aislado, sino por la consecuencia natural de la inestabilidad y caos que se produjo durante los años de la Segunda República.  Y ello llevó inexorablemente a la contienda.

Alfonso XIII de Borbón
Alfonso XIII de Borbón, fue rey de España desde su   nacimiento,
asumió el poder a los 16 años de edad,hasta la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931. España sufría cuatro problemas de suma importancia que darían al traste con la monarquía liberal: 
  1. La falta de una verdadera representatividad política de amplios grupos sociales.
  2. La pésima situación de las clases populares, en especial las campesinas.
  3. Los problemas derivados de la guerra del Rif.
  4. El nacionalismo catalán, espoleado por la poderosa burguesía barcelonesa.
Lo que condujo en septiembre de 1923 al establecimiento de la dictadura de Primo de Rivera.

Miguel Primo de Rivera
En enero de 1930 el general Miguel Primo de Rivera reconoce el fracaso de la Dictadura que había instaurado en septiembre de 1923 con el apoyo del rey Alfonso XIII y dimite.
 






Dámaso Berenguer y Fusté
El 28 de enero de 1930 Alfonso XIII nombra presidente del gobierno al general Dámaso Berenguer y Fusté, pero éste no consigue devolver a la monarquía a la "normalidad constitucional"





Alfonso XIII de Borbón

El 17 de agosto de 1930 tuvo lugar el llamado Pacto de San Sebastián en la reunión promovida por la Alianza Republicana en la que al parecer se acordó la estrategia para poner fin a la monarquía de Alfonso XIII y proclamar la Segunda República Española. Los asistentes a dicha reunión acordaron buscar los mecanismos para el triunfo de la llamada "revolución republicana", destacándose entre esos mecanismos la huelga, las revueltas, la conspiración, la creación de un Comité Revolucionario, el alimentar las ideas separatistas catalanas, en fin, declarar la guerra a muerte a la monarquía empleando la violencia como la principal arma.


El domingo 28 de septiembre de 1930 se celebró un multitudinario mitin republicano en la Plaza de toros de Madrid. Entre otros, habló Manuel Azaña Díaz, que saludó a los asistentes como manifestación de la voluntad nacional y los identificó con unas Cortes espontáneas de la revolución popular, repitiendo su vieja idea de la importancia de los individuos en la conformación de la República e insistiendo en lo ineludible de la revolución popular para conseguir el cambio del statu quo.

En octubre de 1930 se sumaron al Pacto de San Sebastián, en Madrid, las dos organizaciones socialistas, el PSOE y la UGT, con el propósito de organizar una huelga general que fuera acompañada de una insurrección militar que metiera a "la Monarquía en los archivos de la Historia"
Manuel Azaña Díaz
Manuel Azaña Díaz y Niceto Alcalá Zamora y torres les pidieron que el pueblo trabajador acompañase al ejército cuanto el levantamiento se produjese, para que los militares, el pueblo y la clase media fuesen sus protagonistas, y no solo el ejército. Los socialistas aceptaron a cambio de dos puestos en el comité revolucionario de la Alianza.

Niceto Alcalá Zamora

El comité revolucionario republicano-socialista, presidido por Niceto Alcalá Zamora y torres, que celebraba sus reuniones en el Ateneo de Madrid, preparó la insurrección militar que sería arropada en la calle por una huelga general. Sin embargo, la huelga general no llegó a declararse y el pronunciamiento militar fracasó.




Ramón Franco
El 28 de septiembre de 1930, se realiza un mitin organizado por las fuerzas republicanas en Madrid. El 10 y 11 de octubre son detenidos dirigentes revolucionarios, entre ellos el Comandante Ramón Franco y Bahamonde, quienes querían organizar una revuelta.



El 12 de noviembre de 1930, tras un lamentable
accidente laboral, mueren cuatro obreros en Madrid. Los dirigentes obreristas acuerdan convertir el entierro en un acto político contra la monarquía. Resultado dos manifestantes muertos y cuatro heridos.


Fermín Galán
El 12 de diciembre de 1930, el Oficial Fermín Galán Rodríguez, organiza una revuelta en la plaza militar de Jaca. El motivo para dicha sublevación, el triunfo de la República. Tras un enfrentamiento con
fuerzas leales al gobierno, se produce la desbandada de los sublevados. El Gobierno declara el estado de guerra en la 5ª Región y estableció la previa censura en toda España


El 15 de diciembre de 1930, día proyectado para la insurrección, los acontecimientos se torcieron y los principales líderes republicanos fueron detenidos.  son detenidos Caseres Quiroga, Alcalá Zamora, Maura y Alornoz. Los otros miembros: Fernando de los Ríos, Largo Caballero, Nicolau d ́Olwer, Martínez Barrio, Lerroux, Marcelino Domingo y Prieto; estaban huidos o bien escondidos. Azaña, consiguió esconderse en casa de su suegro.

El 15 de diciembre de 1930, a las 6:00 horas, en el aeródromo de Cuatro Vientos en Madrid, es tomada dicha instalación por otro movimiento revolucionario, en donde participan el ya fugado de la cárcel, el comandante Ramón Franco, el mecánico Rada, y el ex comandante Reyes. El Gobierno actúa rápidamente, y envía fuerzas leales a la toma del aeródromo, y tras un acuerdo, los sublevados deciden dar todo por perdido, produciéndose la fuga de algunos comprometidos vía aérea rumbo a Portugal. La intentona subversiva tubo consecuencias en el resto de España:
  • En San Sebastián, un grupo de agitadores pretendió asaltar el Gobierno Civil, matando a un sargento se seguridad y hiriendo a otros.
  • En Gijón, la C.N.T. declaró la huelga general, y las turbas invadieron la iglesia de los padres jesuitas, en la que se cometieron toda clase de profanaciones.
También estallaron huelgas generales en:
  • Barcelona.
  • La Coruña.
  • Jaén.
  • Logroño.
  • Puertollan.
  • Salamanca.
  • Navarra.
  • Santander.
  • Vizcaya.
  • Zamor.
  • Zaragoza, adquiriendo las de peor cariz la de Levante.
Fernando de los Ríos
Ante esta situación, el Gobierno toma las medidas de ordenar las detenciones de Fernando de los Ríos Urruti y Largo
Caballero
; cerró el Ateneo, suspendió por un mes las clases en la universidades y decretó la disolución de los sindicatos de la C.N.T.. Se anunciaba elecciones generales para el 1 de marzo de 1931.


El 10 de febrero de 1931 se producen desordenes universitarios con sus respectivas huelgas y enfrentamientos callejeros, desarrollándose 

El 15 de febrero de 1931 se desarrolla una huelga en Cádiz.

Sánchez Guerra
El Rey encarga al Sr. José Sánchez Guerra Martínez la formación de un nuevo Gobierno. El Sr. Guerra va de visita a la cárcel Modelo con la idea de ofrecer algunos ministerios a Niceto Alcalá Zamora, Largo Caballero y Fernando de los Ríos. los visitados rechazaron la oferta.

 


Niceto Alcalá Zamora
El día 16 de febrero de 1931, Niceto Alcalá Zamora redacta una nota desde la cárcel en donde manifiesta que "Seguros estamos de que unas elecciones de verdad proclamarían legalmente la República...".







Juan Bautista Aznar
El dia 18 de febrero de 1931 el rey Alfonso XIII  nombraba nuevo presidente, al almirante Juan Bautista Aznar Cabañas, que propuso un nuevo calendario electoral: se celebrarían primero elecciones municipales el domingo 12 de abril, y después elecciones a Cortes Constituyentes.


El 12 de marzo de 1931 se establece la convocatoria de elecciones municipales para el 12 de abril, las provinciales para el 3 de mayo; las de diputados a Cortes el 7 de junio, y las de senadores para el 15 de ese mes.
El 13 de marzo de 1931 se realiza en Consejo de Guerra para juzgar los conspiradores de Jaca.

Niceto Alcalá Zamora
El 23 de marzo de 1931, hubo sentencia, que condenó a Niceto Alcalá Zamora a seis meses de cárcel, y no a los 15 años que pedía el fiscal en sus conclusiones. Ese mismo día se había celebrado un mitin en la Casa del Pueblo en Madrid en favor de la amnistía de los procesados.

 

El 24 de marzo de 1931 con la salida de los presos de la cárcel, se formó una muchedumbre enardecida que les ovacionaba.

El 24 de marzo de 1931 los estudiantes del FUE organizan una verdadera batalla campal en las inmediaciones de
Atocha, dando como resultado un Guardia Civil y un paisano muertos y diecisiete heridos, entre ellos once estudiantes.


Emilio Mola
El 26 de marzo de 1931 dimite por petición del FUE el general
Emilio Mola Vidal, de la Dirección General de Seguridad. Siguen los desordenes en Barcelona y Valencia. En Valladolid y Salamanca se realizan manifestaciones pidiendo la amnistía de los estudiantes detenidos. En Valencia tras incidentes violentos, es clausurada la universidad. En Barcelona, Sevilla y otras universidades estallan desordenes estudiantiles.

En plena campaña electoral, a nivel nacional los monárquicos organizan mítines con una nutrida concurrencia. Los republicanos también organizan sus actos con bastante asistencia.

El 12 de abril de 1931 , y ya a las 8:30 de la noche, el Gobierno reconocía su derrota electoral. la coalición republicano-socialista triunfó en la elecciones municipales en las capitales y principales poblaciones. Ante el entusiasmo de la población en Madrid, que salió a la calle, Azaña fue recogido de la casa donde estaba escondido por sus compañeros y se dirigió junto a ellos hasta la Puerta del Sol, para asomarse posteriormente al balcón del Ministerio de la Gobernación. 

El 13 de abril de 1931 el comité revolucionario republicano-socialista hace público un comunicado en el que dice que el resultado de las elecciones ha sido "desfavorable a la Monarquía y favorable a la República" y anuncia su propósito de "actuar con energía y presteza a fin de dar inmediata efectividad a los afanes implantando la República".

Alfonso XIII de Borbón
Por la noche corre el rumor por Madrid de que Alfonso XIII había abandonado la capital para dirigirse a la frontera y se forman algunas manifestaciones espontáneas para festejar la marcha del rey.








Conde de Romanones
En la madrugada del lunes al martes D. Álvaro de Figueroa  y Torres I Conde de Romanones envía una nota al Rey en la que le pide que por la mañana reuna al Consejo de ministros y "el mismo reciba la renuncia del Rey". 

 
 

El martes 14 de abril de 1931, a las seis y media de la mañana en la ciudad de Éibar, se proclama la República y se alza la bandera tricolor.
 

Luis Companys
El martes 14 de abril de 1931, alrededor de la una y media de la tarde, Lluís Companys, uno de los líderes de Esquerra Republicana de Cataluña, salió al balcón del Ayuntamiento de Barcelona, en la Plaza de Sant Jaume, para proclamar la República e izar la bandera republicana.
 


José Sanjurjo
El martes 14 de abril de 1931, a primeras horas de la mañana, el general José Sanjurjo Sacanell, director general de la Guardia Civil, se dirige a la casa de Miguel Maura Gamazo donde se encuentran reunidos los miembros del comité revolucionario que no estaban exiliados en Francia, ni escondidos. 

Nada más entrar en la casa el general José Sanjurjo Sacanell se cuadra ante Miguel Maura Gamazo y le dice: "A las
Miguel Maura
órdenes de usted señor ministro
". Inmediatamente avisan a Manuel Azaña Díaz y a Alejandro Lerroux García, que se hallaban escondidos en Madrid desde hacía meses, para que acudan a casa de
Miguel Maura Gamazo. A primeras horas de la tarde unos funcionarios socialistas izan la bandera tricolor republicana en lo alto del edificio de Correos y Telégrafos de la plaza de la Cibeles.

El
14 de abril de 1931 a las ocho de la tarde el Rey se despedía de los nobles y grandes de España que habían acudido al Palacio de Oriente y abandonaba Madrid en coche en dirección a Cartagena, donde hacia las cuatro de la madrugada embarcaba en el crucero Príncipe de Asturias rumbo a Marsella. Pocas horas después la reina y el resto de la familia real abandonaron Madrid en tren en dirección a la frontera con Francia.

El 14 de abril de 1931, la Guardia Mora rechaza un intento de toma de la Alta Comisaría, con el resultado de cinco muertos y veinticinco heridos. 
 

Niceto Alcalá Zamora
El 14 de abril de 1931 se constituye el Gobierno provisional de la República. los miembros del Comité Revolucionario redactan las actas del nacimiento de la Segunda República Española. Se empieza a planificar la persecución de todo aquello que se relacione con monarquía, religión, españolismo. Niceto Alcalá Zamora y Torres dictó los siguientes decretos:

  • El primer decreto nombraba Presidente del Gobierno Provisional de la República a Niceto Alcalá Zamora
  • Por otro de los Decretos se concedía la más amplia amnistía a todos los delitos políticos, sociales y de imprenta, sea cualquiera el estado en que se encuentren los procesos, inclusos los ya fallados judicialmente.
  • Otro decreto declara el día 15 de abril como festivo y también a enaltecer la fecha del 14 de abril como fiesta nacional.
  • Un último decreto trata de la creación de un nuevo ministerio, el de comunicaciones.
El 15 de abril de 1931, el nuevo gobierno hizo público un programa de actuación basado en los acuerdos del Pacto de San Sebastián.

El 15 de abril de 1931 en Malaga el periódico "La Unión Mercantil" fue asaltado y destrozado, así como el diario católico "Defensor de Canarias" en las Palmas.

El mundo financiero acogió mal el cambio de régimen. Un préstamo holandés privado de 60 millones de dólares concedido al último gobierno de la monarquía fue cancelado, se registró una fuga de capitales y la cotización de la peseta se depreció un 20% durante el primer mes de la República.
Francesc Maciá Llusá
El problema más inmediato que tuvo que afrontar el Gobierno Provisional fue la proclamación de la “República Catalana” hecha por Francesc Macià Llusá en Barcelona el mismo día 14 de abril de 1931.

El  17 de abril de 1931, tres ministros del Gobierno Provisional se entrevistaban en Barcelona con Francesc Macià Llusá alcanzando un acuerdo por el que Esquerra Republicana de Cataluña renunciaba a la “República Catalana” a cambio del compromiso del Gobierno Provisional de que presentaría en las futuras Cortes Constituyentes el Estatuto de Autonomía que decidiera Cataluña, previamente “aprobado por la Asamblea de Ayuntamientos catalanes”, y del reconocimiento del gobierno catalán que dejaría de llamarse Consejo de Gobierno de la República Catalana para tomar el nombre Gobierno de la Generalidad de Cataluña. En el caso del País Vasconavarro, el proceso para conseguir un Estatuto de Autonomía se inició casi al mismo tiempo que el de Cataluña

Francisco Largo Caballero
El 28 de abril de 1931, el Gobierno Provisional dicta su primer decreto de importancia destinado a combatir el paro agrícola. Las reformas, impulsadas por Francisco Largo Caballero, continuarían en los meses siguientes, el Gobierno Provisional iniciara las siguientes reformas:
  • Se inicia el proceso de redacción de un estatuto de autonomía para Cataluña, que debe ser aprobado por las Cortes Generales.
  • Una ley de reforma agraria que incluya el Decreto de Laboreo Forzoso que obligaba a los terratenientes a roturar obligatoriamente sus tierras y así a dar trabajo a los jornaleros. El Decreto de Términos Municipales
    por la que se daba preferencia a los trabajadores
    censados en un municipio para trabajar allí en detrimento de los que venían de fuera.
    Seguros de accidentes, jornadas de ocho horas...
  • Reforma educativa para acabar con el analfabetismo y promover la enseñanza laica. 
  • Reforma militar para reducir el poder de los militares, exigir un juramento de fidelidad a los oficiales. Se intentaría reducir el número de oficiales para lograrlo, a aquellos oficiales que renunciasen voluntariamente se les ofrecería el retiro con la paga completa, miles de oficiales se acogieron a la medida.
    Francisco Franco
  • El cierre de la Academia Militar de Zaragoza, que sacaba todos los años todavía más promociones de oficiales. El general Francisco Franco Bahamonde, director de la Academia acató las órdenes con poco disimulado enfado.


Los partidos republicanos y el partido socialista integrados en el Gobierno Provisional que se formó en España estaban completamente de acuerdo en que uno de los principios básicos del nuevo régimen republicano habría de ser la completa separación de la Iglesia y el Estado. Pero discrepaban sobre el alcance que debía tener la secularización.

Charles de Montalembert
La Derecha Liberal Republicana de Niceto Alcalá Zamora, y de Miguel Maura Gamazo defendía un anticlericalismo moderado que propugnaba la secularización del Estado pero no de la sociedad, siguiendo la máxima liberal acuñada por el católico liberal del siglo XIX Charles Forbes René de Montalembert: “La Iglesia libre en el Estado libre”. 

En cuanto al tema fundamental de la educación no se oponían a la existencia de colegios religiosos, y por tanto defendían la “libertad de enseñanza” y la escuela “neutra” respetuosa con las creencias religiosas de cada uno, y confiaban en la iniciativa social, siguiendo el modelo de la Institución Libre de Enseñanza.

El 1 de mayo de 1931 el clero recomiendan obediencia a las autoridades, pero sin reconocer a la República como gobierno legítimo.

El 1 de mayo de 1931 en Villalafuente (Palencia) es asesinado, de una paliza, el anciano párroco del pueblo D. Sotero de Diego. Le clavaron un palo estando en el suelo y le pasearon por la ciudad.


El 1 de mayo de 1931, el cardenal Segura, en la Cardenal primado de Toledo, lanza una diatriba antilaicista en su pastoral.

El 1 de mayo de 1931 se producen enfrentamientos, en Barcelona, entre la Guardia Civil y revolucionarios que pretendían entrar en la Generalitat para poner banderas rojas. 15 heridos y 1 Guardia Civil muerto, que cayó herido pero fue rematado a golpes.

El 1 de mayo de 1931 se asalta el mercado de la Boquería de Barcelona.

El 1 de mayo de 1931 en Bilbao se producen enfrentamientos, con el resultado de varios muertos, entre comunistas, que atacan con armas, y la policía.

El 6 de mayo de 1931, la enseñanza religiosa en la escuela pública deja de ser obligatoria, pasa a ser voluntaria. 

El 10 de mayo de 1931 se inaugura el Círculo Monárquico en Madrid

El 10 de mayo de 1931 es asaltado el local monárquico en la calle Alcalá, con incendio de vehículos.

El 10 de mayo de 1931 es asaltada la sede del diario monárquico ABC.

El 10 de mayo de 1931 son  asaltadas varias armerías madrileñas.

El 11 de mayo de 1931, unos veinticuatro conventos, colegios y centros católicos a nivel nacional son incendiados. En Valencia los Republicanos de partidos de izquierda asaltaron o incendian entre otros los conventos de: 
  • Los Dominicos.
  • Adoratrices.
  • Colegio de las Teresianas.
  • Colegio de los Capuchinos.
  • Colegio de Vocaciones.
  • Residencia de los Carmelitas.
  • Salesianos.
  • Salesianas.
  • Convento de San Julián.
  • Carmelitas de San José.
  • Convento de las Agustinas.
  • Centro Escolar y Mercantil.
  • Residencia de Jesuitas.
  • Colegio de Santo Tomás.
  • Residencia y seminario de los Jesuitas.

En todos esos edificios se produjeron robos, destrucciones e incendios. Los revolucionarios asaltaron el Palacio Arzobispal con destrucción de despachos y robo de 11.500 pesetas en papel del Estado. 

En Madrid comenzaron con el incendio del convento de Jesuitas en la calle de la Flor (los sacerdotes hubieron de huir por los tejados ante las amenazas de muerte, insultos y golpes) y siguieron con: 
  • El centro de enseñanza de Artes y Oficios de la calle de Areneros (dedicada a enseñar oficios a jóvenes humildes).
  • El Colegio de los Padres de la Doctrina Cristiana de Cuatro Caminos (escuela para niños de obreros).
  • La escuelas de salesianos.
  • La casa profesa de los Jesuitas de la calle de la Flor, se perdió en las llamas su biblioteca, que era considerada la segunda de España tras la Biblioteca Nacional, y que contaba con 80.000 volúmenes que incluían ediciones príncipe de Lope de Vega, Quevedo o Calderón. 
  • La iglesia de Santa Teresa (plaza de España), que ardió a las 13.00.
  • El Instituto Católico de Artes e Industrias (ICAI) de la calle de Alberto Aguilera, que ardió a las 13:30,  perdiéndose su biblioteca (20.000 volúmenes con obras únicas) así como toda la obra de toda la vida del paleógrafo Garía Villada con sus fichas y fotografías de todos los archivos del mundo. Ardieron para siempre en dichas iglesias obras de Zurbarán, Van Dyck, Coello, etc. 
  • El colegio de las Maravillas (totalmente destruido con su material científico y museo de minerología), que ardio a las 15.00.
  • El convento de las Mercedarias de San Fernando (donde se desenterró el cadáver momificado de una religiosa fallecida en 1864, a la que pasearon en forma de parodia, desenterrando y lanzando al fuego los otras cuatro momias y un cadáver enterrado hacía 15 días). 
  • El Colegio de las Salesianas, que ardió completamente.
  • El colegio de Religiosas del Sagrado Corazón, de Chamartín de la Rosa.
  • El convento de las Bernardas de Vallecas fue asaltado e incendiado.
Entre los días 10 y 11 de mayo de 1931 en Málaga fueron incendiados y saqueados hasta un total de 48 edificios religiosos , con grandes pérdidas culturales para todos. También hubo 4 muertos. Se asaltaron, entre otros:
  • El convento de las religiosas del Servicio Doméstico.
  • La residencia de la Compañía de Jesús.
  • El Palacio Arzobispal. 
  • El colegio de los agustinos, que ardía a las 03.00 de la madrugada 
  • El colegio de los Maristas.
  • El diario La unión mercantil, que ardía a las 04:00.
  • El convento de Santo Domingo, que fue incendiado. 
  • La iglesia de los Capuchinos.
  • La parroquia de San Pablo (barrio de la Trinidad ), con criptas profanadas y pasearon por el barrio la cabeza del antiguo párroco clavada en la punta de un palo. 
  • Los asilos y hospitales religiosos.
  • El colegio de la Asunción.
  • La Sagrada Familia.
  • Las Adoratrices.
  • San Carlos.
  • El convento del Ángel.
  • El de las Mercedarias.
  • La iglesia de San José de la Montaña.
  • La iglesia de la Merced.
  • La iglesia de San Felipe Nería.
El 11 de mayo de 1931 en Sevilla son incendiados: 
  • El colegio de los Jesuitas.
  • La iglesia del Buen Suceso.
  • La iglesia de los Carmelitas.
  • La capilla de San José, de barroco sevillano (Capuchinos).
En Córdoba es asalto e incendiado el Convento de San Cayetano. También hubo 2 muertos.
 

En Cádiz es asalto e incendiado:
  • El convento de los Dominicos.
  • La iglesia de Santa María.
  • El convento del Carmen.
En Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) es asalto e incendiado el convento de los Capuchinos.
 

En Murcia es incendiado el diario La Verdad, así como la iglesia gótica de la Purísima y saqueados, entre otros, el convento de las Isabelas y el de las Verónicas.
 

En Alicante son incendiadas:
  • Las escuelas Salesianas.
  • El colegio de las Carmelitas.
  • La parroquia de Benalúa.
  • El convento de San Francisco.
  • La casa de ejercicios de la Compañía de Jesús.
  • El convento de las Oblatas.
  • La iglesia del Carmen.
  • La residencia de los Jesuitas.
  • El convento de Capuchinos.
  • El convento de Agustinos.
  • El Palacio Episcopal.
  • El colegio de Jesús y María.
  • El colegio de la Compañía de María.
  • El colegio de los Maristas.
En Algeciras (Cádiz) son incendiadas varias iglesias.
 

En Jerez de la Frontera.(Cádiz) son Asaltados entre otros:
  • El convento de San Francisco.
  • El de los Carmelitas.
  • La residencia de los Jesuitas.
Idalecio Prieto Tuero
El 12 de mayo de 1931, los sucesos del día anterior llevan al traste los esfuerzos del Socialista Indalecio Prieto Tuero (ministro de economía) por reactivar el préstamo holandés. En consecuencia, se llevan a cabo depósitos en el Banco de Francia.

 


Pedro Segura Sáez
El 13 de mayo de 1931, el gobierno declara persona nongrata al cardenal primado Pedro Crisólogo Segura Sáez por provocador y por sus críticas al sistema dirigidas a los fieles.




 

Manuel Azaña Díaz
 En Madrid algunos ministros republicanos (especialmente Miguel Maura Gamazo y Indalecio Prieto Tuero) intentan evitar los incendios, a lo que se opuso Manuel Azaña Díaz al considerarlo un acto de "justicia inmanente", ante lo que Miguel Maura Gamazo temporalmente dimitió.
 
 
El 12 de mayo de 1931 en Sevilla incendiaron la capilla de San José, y la destrucción de obras de arte en el convento del Buen Suceso ataques a otras iglesias. 

Mateo Mújica
El 18 de mayo de 1931 se expulsa de España al obispo de Vitoria Mateo Mújica Urrestarazu. Durante la campaña electoral el obispo Mateo Mújica Urrestarazu, decía que ser nacionalista vasco no era incompatible con ser un buen católico.
 


El 20 de mayo de 1931 en San Sebastián es incendiado el convento de Benedictos de Lazcano.
 

El 21 de mayo de 1931 en Madrid y por orden del gobierno, la policía se presenta en los restos del incendiado Instituto Católico de Artes e Industria, con el fin de hacer un registro en busca de las armas con las que los diarios de izquierdas decían que los curas y monjas disparaban sobre los trabajadores. 

El 21 de mayo de 1931 en Cádiz es declarado el estado de guerra.


El 22 de mayo de 1931, el gobierno proclama la libertad religiosa. Además, se decreta que el Ministerio de Instrucción Pública es libre de retirar las obras de arte que guardasen los edificios religiosos si se estimaba que corrían peligro de resultar deteriorados.

Manuel Azaña Díaz
El 26 de mayo de 1931,
Manuel Azaña Díaz comienza la reforma del Ejército. 
  • El número de divisiones se reduce de 16 a 8.
  • Se limita el servicio militar obligatorio a un año.
  • Se elimina el rango de Capitán General; las Capitanías eran una institución con la capacidad de hacerse con el gobierno ante situaciones de tensión. 
  • Las funciones de los generales de división se reducirían a las estrictamente castrenses.
  • Se intentaría reducir el número de oficiales de 26.000 a 8.300.  
El 27 de mayo de 1931 en Pasajes (Guipúzcoa), en una
Miguel Maura
huelga se producen incidentes que causan ocho muertos y muchos heridos. El gobierno prohíbe comentarios políticos en la prensa sobre el hecho bajo pena de clausura del diario infractor de la orden que transmite personalmente el ministro Miguel  Maura Gamazo (sólo lo publicó uno y sin comentarios). Declarado el estado de guerra.



Marcelino Domingo
El 29 de mayo de 1931, Por decreto del ministro de Instrucción Pública,
Marcelino Domingo Sanjuán , se crea el Patronato de las Misiones Pedagógicas, con el fin de difundir la cultura general, la moderna orientación docente y la educación ciudadana en aldeas, villas y lugares, con especial atención a los intereses espirituales de la población. 

El 3 de junio de 1931, los obispos españoles protestan ante el presidente del Gobierno por su pretensión de separar Iglesia y Estado.

Pedro Segura Sáez
El 13 de junio de 1931 fue detenido y expulsado de España Pedro Crisólogo Segura Sáez cardenal Primado de España, fue detenido en Guadalajara y escoltado por la guardia civil hasta la frontera. 

 




El 13 de junio de 1931 en Montemolín (Badajoz) es asesinado un guardia civil que intentaba impedir que varios extremistas de izquierda asaltasen la casa de correos.
 

El 17 de junio de 1931 en Gerona es declarado el estado de sitio. 

El 18 de junio de 1931 en Sevilla mueren 3 Guardias Civiles y 4 huelguistas anarquistas en unos tiroteos.
 

El 19 de junio de 1931 en el teatro Campoamor entran izquierdistas en un mitin del Partido Liberal Demócrata dando vivas a la República Soviética y apedrean a los asistentes. Después asaltan la sede de dicho partido.

El 22 de junio de 1931 el gobierno declara estado de guerra en Sevilla por conflictos sociales. Mueren varios huelguistas (se acusó de aplicar la "ley de fugas). Resultado final 20 muertos.

El 22 de junio de 1931 en Lucena (Córdoba) la autoridad suspende un mitin del derechista Acción Nacional.
 

El 23 de junio de 1931 en Huelva se producen enfrentamientos que acaban con seis heridos graves.
 

El 22 de junio de 1931 en Ciudad Real la autoridad suspende un mitin de la derecha liberal. 

El 22 de junio de 1931 en Almoradí (Alicante) la autoridad suspende otro mitin de la derecha liberal. 

El 22 de junio de 1931 en Barcelona izquierdistas asaltan un mitin de la Lliga Regionalista y de los Carlistas Jaimistas, en que son agredidos los oradores y asistentes. 

El 22 de junio de 1931 en Figueras, Rivas y La Bisbal son suspendidos actos de la Lliga Regionalista por las agresiones de izquierdistas.

El 27 de junio de 1931 en Sueca (Valencia) el ayuntamiento impone un impuesto de 25 céntimos por derecho de timbre a los carteles de candidaturas católicas, mientras que a los de izquierda no.
 

El 28 de junio de 1931 en diversos enfrentamientos habidos en Barcelona, Las Herencias, Alamedilla, Villanueva de las Torres y Vergara, se producen 15 muertos y 70 heridos.
 

El 22 de junio de 1931 en Granada y Málaga son convocadas huelga general con un resultado de 3 muertos y numerosos heridos.


El 28 de junio de 1931 se realizo el primer proceso electoral del nuevo régimen. Con el matiz de izquierda o de derecha, todas las candidaturas se presentaban como republicanas. Los resultados de las elecciones a Cortes Constituyentes del 28 de junio de 1931 dieron el triunfo a los firmantes del Pacto de SanSebastián y el PSOE fue el partido más votado con 116 escaños.

El 1 de julio de 1931 en La Coruña durante una manifestación sindical en el barrio de Santa Lucia apedrean los edificios de los Jesuitas y de los Maristas e incendian el convento de los Capuchinos, que provoca el incendio en cinco casas, por el lanzamiento adicional de petardos por los manifestantes. Se producen seis heridos. En noviembre, el ayuntamiento acuerda cobrar el coste de bomberos a los Capuchinos.

El 2 de julio de 1931 en Logroño tiene lugar una huelga con un guardia de seguridad muerto y 15 heridos  (incluido el gobernador civil). Declarado el estado de guerra.
 

El 2 de julio de 1931 en Madrid, Indalecio Prieto reconoce en las Cortes al debatirse el suplicatorio de José Antonio y del socialista Lozano que "en mi casa puede que haya más de siete armas, pues todo es preciso para la defensa personal. La simple condición de diputado debiera estrictamente autorizar a llevar armas."

El 4 de julio de 1931 tienen lugar la huelga general convocada por el sindicato anarquista Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y la huelga de los empleados de la Compañía Telefónica Nacional de España, que dio lugar a sangrientos incidentes en Sevilla, con el resultado de 30 muertos y unos 200 heridos.
 

El 4 de julio de 1931 Hacia las 21.310 se produce una manifestación falangista en la Calle Montera de Madrid por la Unidad Nacional. Es disuelta por la Guardia de Asalto y detenidos tres falangistas.

Bilbao.- Intento de asalto por socialistas del Círculo Tradicionalista. Detenido Pedro Clemente Hernáiz.
 

Tortosa (Tarragona).- Un acto religioso de los jóvenes de Adoración Nocturna es suspendido por la autoridad y cacheados los asistentes.
 

Zaragoza.- Explosión en una fábrica.
 

Valencia.- Explosión en una sesión del Cine Coliseum.
 

Barcelona.- Dan libertad a varios falangistas porque no había acusación. Habían sido detenidos por el "crimen" de tener libros falangistas y unas porras.
 

Jerez de la Frontera.- Incendiado un cortijo.
 

Valcabada (Zamora).- Varios socialistas matan a golpes al campesino Eduardo Rodríguez porque araba y no participaba en una huelga acorad por la Casa del Pueblo. Los asesinos eran los socialistas Dalmacio Esteban, Timoteo Rodríguez
y Eusebio de las Heras.
 

El 6 de julio de 1931 Se convoca una huelga general como protesta de que la intervención de la guardia civil para evitar más incendios en los sucesos del día 1 en La Coruña.
 

Barcelona.- Incendiada una fábrica.
 

Ciudad Real.- Batalla campal entre miembros del Partido Radical y socialistas.
 

Sabadell.- Cuatro detenidos en una manifestación con la bandera de España.
 

El 9 de julio de 1931 Arenas (Málaga).- Herido por comunistas el médico Luis Calvach Arroyo. 

El 14 de julio de 1931 se clausura la Academia General Militar de Zaragoza, desatando el enfado de los oficiales más antirrepublicanos.

El 20 de julio de 1931 En Sevilla unos huelguistas de izquierdas atacan a la fuerza pública y asesinan a un guardia y hieren a dos, tras el tiroteo, los revolucionarios se refugian en el barrio de la Macarena, al cual hubo de acordonarse militarmente.
 

Dos Hermanas (Sevilla).- Izquierdistas toman el cuartel de la Guardia Civil con 17 heridos.
 

El 21 de julio de 1931 en Sevilla seproduce una Huelga convocada por la CNT con numerosos incidentes en el centro de la ciudad, tiroteándose a los soldados del Regimiento de Soria y guardias civiles que protegían los puntos principales de la ciudad.
 

El 22 de julio de 1931 es Declarado el estado de guerra en Sevilla.
 

El 23 de julio de 1931 Tras más asaltos y huelgas izquierdistas, en Sevilla, se decidió poner fin a ello. Los cabecillas izquierdistas se reunían en el bar Casa de Cornelio e incluso servía para distribución de armas y se disparaba desde él a la Guardia Civil y tropa. El Ministro de la Gobernación ordenó traer artillería y se dio 4 horas al bar para rendirse, tras las cuales se inició el fuego contra el local. Siguieron los combates y asaltos revolucionarios contra la Guardia Civil por toda la ciudad (en el asalto al cuartel de la Guardia Civil de la Plaza del Sacrificio mataron a un capitán de la Guardia Civil que vigilaba en la azotea). Según los datos oficiales, el resultado de la "semana sangrienta sevillana" fue de veinte muertos y más de doscientos heridos.

El 1 de agosto de 1931 los comunistas celebran la jornada roja convocada por la URSS, con el resultado de varios heridos.

El 2 de agosto de 1931 Referéndum sobre el Estatuto de Autonomía. En las mesas no había interventores de partidos políticos que pudieran comprobar el escrutinio.

El 3 de agosto de 1931 se aprueba en referéndum el proyecto de Estatuto de Cataluña con un 75% de participación y la práctica totalidad de votos a favor. 

El 4 de agosto de 1931 en Fuensalida (Toledo), Huelguistas asaltan el cuartel de la Guardia Civil.


El 4 de agosto de 1931 Huelguistas asaltan la Jefatura de Policía. El Sindicato Único de la construcción dispara sobre la policía que intentaba un registro en sus locales, resultando 6 sindicalistas muertos, seis guardias heridos y 40 sindicalistas y ciudadanos heridos. Pese a no haber participado en la huelga se clausuran los Sindicatos Libres (contrarios a las izquierdas) pese a que no se clausura la CNT.

Día 10.- Bilbao.- Incendiado por izquierdistas el diario La Gaceta del Norte.
Día 21.- San Sebastián.- El gobernador Civil republicano clausura los diarios El
Día y Easo. Encarcelado el director del diario La Constancia, Sr. Ortega por
publicar un artículo contrario al gobierno. Se clausura el recién incendiado
diario La Gaceta del Norte, El fusil, Esperanza, Euzcadi, La Tarde y el semanario
católico Adelante. Las clausuras son justifi
cadas por el gobierno porque esos
partidos mantenían una campaña de sedición.
Día 22.- Huesca.- El Gobernador Civil impone una multa a un periodista por un
comentario, por lo que la Asociación de Prensa local protesta al gobernador, el
cual envía un comunicado personal sobre el tema con el ruego de ser publicado
el siguiente día en los diarios Diario de Huesca y La tierra periodista por un
comentario. Al haberse cerrado ya las ediciones no se publicación, por lo que el
gobernador sancionó a ambos diarios.
Un Juzgado de Barcelona suspende los Sindicatos Libres por considerarlos
monárquicos.
Día 23.- Pamplona.- Confi
scadas las ediciones y clausurados los diarios Diario
de Navarra, El Pensamiento Navarro y La Tradición Navarra por haber publicado
un documento de la Asociación de Parientes y Amigos de Religiosos de
Pamplona. Los directores serán encarcelados al día siguiente.
Día 24.- Valencia.- Suspendido el periódico El Tradicionalista.
Logroño.- Suspendido el periódico El diario de La Rioja.
Pamplona.- Encarcelados los directores de diarios relacionados con la nota de
Pamplona.
Burgos.- Izquierdistas asaltan una reunión de católicos, suspendiéndose el
acto.
Día 28.- Sevilla.- Suspendido el periódico La Unión.
Día 31.- Zaragoza.- La Guardia Civil se enfrenta a unos izquierdistas que
disparan sobre unos trabajadores de Telefónica que reparaban un sabotaje, y
que son tiroteados. Un empleado de telefónica y otro trabajador mueren y
varios transeúntes. Por la defensa de la Guardia Civil de los trabajadores se convoca una huelga de protesta








El 22 de septiembre de 1931 el proyecto de Estatuto Vasco, apoyado por carlistas y nacionalistas vascos (PNV), es rechazado en las Cortes Constituyentes por sobrepasar los límites constitucionales.

El 13 de octubre de 1931 se pronuncio un discurso en el congreso con el objeto de hacer reflexionar a los más izquierdistas sobre la conveniencia de aceptar la nueva redacción del artículo 24 (luego sería el 26). el artículo 24 establecía la disolución de las congregaciones religiosas y la nacionalización de todos sus bienes. se hizo necesario una reformulación del artículo para no bloquear la formación del gobierno. Azaña, con el temor de que tanto Alcalá Zamora como Maura e, incluso, Lerroux, se desvinculasen del gobierno dejando a este exclusivamente en manos de la izquierda, decidió apoyar esa nueva redacción, en la que se suavizaban los elementos más conflictivos: se disolverían solo las órdenes con voto especial de obediencia a una autoridad que no fuese el Estado (los jesuitas) y se prohibiría el ejercicio de la educación, la industria y el comercio para el resto.




Niceto Alcalá Zamora
El 14 de octubre de 1931 Niceto Alcalá Zamora y Torres dimite por su oposición a la forma en como se recogió el laicismo del Estado en el artículo 26 de la nueva Constitución. Le sucedió Manuel Azaña Díaz al frente del gobierno.






Azaña Díaz
Manuel Azaña Díaz sustituyó, por tanto, a Niceto Alcalá Zamora como presidente del Segundo Gobierno Provisional de la Segunda República Española.


El 29 de octubre de 1931 se promulga la ley de Defensa de la República.

En Octubre de 1931, Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo fundan las JONS, una organización fascista. Aunque políticamente es un grupo marginal, recibe donativos ocasionales de Juan March, Antonio Goicoechea y algunos banqueros vascos.

El 02 de diciembre de 1931, Niceto Alcalá Zamora y Torres fue elegido candidato único a la presidencia de la República.

El 9 de diciembre de 1931 se aprueba la constitución de la República Española. En conjunto, la Constitución era de talante claramente progresista y fue frontalmente rechazada por la Iglesia y por la derecha, a causa sobre todo del tratamiento dado a la cuestión religiosa. La Constitución establecía la jurisdicción civil sobre los cementerios y estableció la disolución de las congregaciones religiosas con lo que se quería expulsar a la Compañía de Jesús. Desaparecía el presupuesto de culto y clero. Se prohibía a las congregaciones religiosas el ejercicio de la enseñanza, la industria y el comercio, al tiempo que quedaban sometidas a una ley especial.  



Niceto Alcalá Zamora
El 11 de diciembre de 1931 Niceto Alcalá Zamora y Torres juró el cargo de presidente de la Republica. Los partidos que forman la coalición de gobierno tienen claro que el poder tradicional y la influencia que tenía la Iglesia en el país tenían que ser recortados. En línea con esas ideas se toman las siguientes decisiones:

  • La separación de la Iglesia y el Estado, la aconfesionalidad o neutralidad de éste en materia religiosa, y su conformación como Estado laico.
  • Reglamentación laica sobre el divorcio, los matrimonios civiles y la secularización de los cementerios. 
  • Generalización de un sistema de enseñanza público y laico que desplazará a la enseñanza religiosa, sólo al alcance de las familias pudientes.
  • Decreto sobre libertad religiosa.
  • Disolución de la Compañía de Jesús e incautación de sus bienes. 
  • Ley de Congregaciones, en virtud de la cual se privaba a la Iglesia del derecho a mantener centros docentes y se obligaba a las órdenes religiosas a pagar impuestos.
El 16 de diciembre de 1931, el sectarismo de algunas
Manuel Azaña Díaz
decisiones del Gobierno de coalición republicano-socialista, presidido por Manuel Azaña Díaz, especialmente en cuanto atañe a la Iglesia, generaron un profundo malestar entre muchos católicos, muchos de ellos sinceramente republicanos. Los partidos republicanos de izquierdas y el PSOE pretendían propugnar un anticlericalismo radical que no sólo abogaba por la secularización del Estado, sino también de la sociedad. Así pues su programa incluía:
  • Había que privar a la Iglesia de los medios con que ejercía su hegemonía social y cultural, y sobre todo el más importante: la educación. 
  • La supresión del presupuesto de culto y clero.
  • El matrimonio civil y el divorcio.
  • La secularización de los cementerios. 
  • La disolución de las órdenes religiosas, y especialmente los jesuitas, y la nacionalización de sus bienes, sustituyendo los colegios religiosos que aquéllas regentaban por una escuela “única” y laica. 
Este anticlericalismo radical, que también defendían los anarquistas, se vio acompañado como justificación de una cierta demagogia clerófoba que identificaba a los eclesiásticos, especialmente a los miembros del clero regular, como los enemigos del pueblo. Más que una Iglesia libre en un Estado libre se buscaría el sometimiento de la primera al segundo en aras del bien público.

En esta propuesta más radical existían matices importantes entre los partidos que la defendían, desde los menos intransigentes como la Acción Republicana de Manuel Azaña hasta las posturas más extremistas que estaba cercano al anticlericalismo antirreligioso, que estaban representadas por los radical-socialistas de Álvaro de Albornoz y de Marcelino Domingo y por los socialistas (con la excepción del moderado Fernando de los Ríos), que parecían competir con los radical-socialistas a ver quien hacía propuestas aún más intransigentes.

El Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux mantenía una postura ambigua respecto de la “cuestión religiosa” aunque en su programa “oficial” todavía mantenía el anticlericalismo extremo que le había definido desde sus inicios.

Grupos de republicanos asaltaran el diario monárquico ABC, acción en la que murieron dos personas. Inmediatamente se iniciaron los incendios de iglesias y conventos en casi toda España, sólo en Madrid fueron quemados casi dos centenares ante la pasividad del Gobierno y la indiferencia de las fuerzas de orden público, que apenas intervinieron. 

Sólo después de los desmanes se destituyó al Director General de Seguridad y se declaró el estado de guerra.

El 20 de diciembre de 1931 en Castilblanco (Badajoz), la FNTT federación adscrita a la UGT, convoca una manifestación para pedir trabajo. Aún siendo un derecho reconocido en la Nueva Constitución la guardia civil la disolvió. La FNTT convocó entonces una huelga general de dos días.

El día 30 de 1931 en Castilblanco (Badajoz), la FNTT federación adscrita a la UGT convoca una manifestación cuyo objetivo era conseguir el traslado del jefe local de la guardia civil, al que acusaban de apoyar a los propietarios y caciques frente a la legislación social recién implantada. pero el alcalde no dio permiso, aunque al final se celebró sin que se produjeran incidentes. 

El día 31 de 1931 en Castilblanco (Badajoz), el alcalde envió a la guardia civil a la Casa del Pueblo, sede la FNTT, para pedir que se cancelara una nueva manifestación prevista para aquel día. Mientras estaban negociando, un grupo de mujeres insultó a los cuatro guardias civiles que estaban fuera. Pero uno de los guardias, al tratar de impedir que entraran en el local, disparó un tiro y una persona murió. A continuación, la muchedumbre se abalanzó sobre ellos con palos, piedras y cuchillos y los linchó allí mismo con ensañamiento y acabaron con sus vidas. El general Sanjurjo, comentó que ni siquiera en la cábilas más primitivas de Marruecos había visto cadáveres tan salvajemente mutilados.


A los pocos días en Zalamea de la Serena (Badajoz) la Guardia Civil, mató a dos campesinos e hirió a tres más.
El 1 de enero de 1932 se inicia una insurrección, a propuesta del militante de la CNT/FAI, Joan García Oliver, cuando desde la siete de la tarde a las nueve de la noche, hacen explosión en La Felguera, (sede de la CNT de Asturias), varias bombas de gran potencia. Simultáneamente, en Sevilla, se producen algaradas callejeras y son asaltadas tiendas y bares. En el pueblo de Real de la Jara los agitadores incendian la iglesia local. Se producen también saqueos en Lérida, y enfrentamientos en Pedro Muñoz (Ciudad Real), donde los sindicalistas toman el Ayuntamiento, proclamando el comunismo libertario. 

El 2 de enero de 1932 la Guardia Civil de Barcelona descubre un depósito de bombas atribuido a la CNT

El 3 se descubre de 1932 otro arsenal de explosivos en Barcelona.

El 5 se descubre de 1932 estallan más artefactos en La Felguera, y en Gijón, y se agravan las huelgas de los tipógrafos en Valencia, los metalúrgicos y los empleados de la empresa Electra.

El 2 de enero de 1932 en Épila (Zaragoza) los obreros de una fábrica azucarera se declararon en huelga para exigir que se contratara preferentemente a los censados en ese término municipal, siendo apoyados por los jornaleros de la localidad que ese día no salieron a trabajar al campo y cerraron algunos establecimientos. 

El 2 de enero de 1932 en Épila (Zaragoza) se reunieron en la plaza del pueblo unas quinientas personas. La Guardia Civil intervino y para despejar la plaza disparó y mató a dos personas e hirió a varias más. 

El 3 de enero de 1932 en Xeresa (Valencia)  una manifestación de campesinos enfrentados a los patronos que no aceptaban las bases de trabajo propuestas, recibió a la la Guardia Civil a caballo con insultos y piedras. Hubo una carga de sables y disparos. El resultado fue cuatro muertos y trece heridos, dos de ellos mujeres.

El 5 de enero de 1932 en Arnedo (Logroño) fueron despedidos varios obreros de la empresa de calzado de la familia Muro. Los trabajadores iniciaron una huelga y el comité de huelga de UGT invitó a unirse a los obrero. Se celebraron diversos actos públicos en los que habían intervenido oradores del PSOE, entre ellos el señor José Orad de La Torre, quien cizaño especialmente a los manifestantes para que no se detuvieran hasta alcanzar un acuerdo. Tras largas conversaciones con las autoridades y la patronal acordaron readmitir a los despedidos. El miércoles día 5, en la plaza de la República (antes llamada plaza de Nuestra Señora de Vico), se congregó una muchedumbre de trabajadores en huelga con sus familias y otros vecinos que acompañaban a los delegados sindicales que iban a reunirse en el ayuntamiento con los patronos para firmar el acuerdo y, al ver a la Guardia Civil, prorrumpieron en gritos hostiles contra ellos y pidiendo la disolución del cuerpo. Tras el forcejeo con un Guardia Civil la respuesta de los veinticinco guardias civiles que se encontraban en la plaza al mando de un teniente fue disparar contra la multitud. El resultado fue once muertos y diecinueve heridos, entre los muertos un niño de cuatro años su madre y una mujer de setenta años, entre los heridos un niño de cinco años a quien tuvieron que amputar una pierna, varios ancianos y un Guardia Civil.

En las Cortes, los diputados de la oposición pidieron el cese inmediato del director general de la Guardia Civil, el general Sanjurjo. Pero un mes después el gobierno cedió a la presión y lo sustituyó por el general Cabanellas, pasando Sanjurjo a dirigir el Cuerpo de Carabineros, lo que Sanjurjo interpretó como una desautorización y una degradación por parte del gobierno.

El 2 de febrero de 1932, Azaña fue iniciado en la masonería, en un acto de intencionalidad política encaminado a facilitar sus relaciones con el Partido Radical (la Logia Matritense, donde se desarrolló la ceremonia, era lerrouxista) que se empezaba a oponer con rotundidad a su gobierno.

Del 9 al 10 de agosto de 1932 estalló otra conspiración, también liderada por el general Barrera y acompañado en esta ocasión por el general Sanjurjo, que Azaña consiguió parar apenas con la ayuda de la Guardia Civil.


El 1 de diciembre de 1932 en Madrid el sindicato de ferroviarios solicitó el apoyo de la CNT para declarar una huelga general en la que se reclamarían aumentos salariales.

El día 8 de diciembre de 1932, miembros del movimiento anarcosindicalista de Madrid intentan tomar los cuarteles de Carabanchel, de la Montaña y María Cristina, produciéndose un intercambio de disparos con la Guardia Civil. 

El día 8 de diciembre de 1932, En Barcelona se desarrollan actos de violencia en los alrededores del Arco del teatro, donde está instalada la sede del sindicato. Hay también tiroteos ante el cuartel de Atarazanas, donde un guardia de asalto cae muerto, y un cabo resulta herido. 

El día 8 de diciembre de 1932, En la jefatura de policía de Madrid estallan tres bombas.

El día 8 de diciembre de 1932, En Valencia, las organizaciones anarcosindicalistas se suman a la agitación en gran parte de la región. Hay desórdenes en Valencia y en numerosos pueblos de la provincia, como Ribarroja, Bétera, Benaguacil y Utiel. En Gestalgar estallan varias bombas. En Bugarra, los anarquistas después un intenso combate con las fuerzas del orden toman el pueblo, con un saldo de más de cinco muertos y varios heridos, y proclaman el comunismo libertario. 

El 10 de diciembre de 1932, En Castellón de la Plana se inicia la agitación. En Pedralba murieron un guardia civil y un guardia de asalto durante la insurrección; cuando la Guardia Civil restableció el orden causó la muerte de diez paisanos.

La agitación se va extendiendo a Zaragoza, Murcia, Oviedo y otras provincias, alcanzando su mayor resonancia en Andalucía, donde se inician numerosas huelgas. En Sevilla se incendian coches y tranvías, en donde la fuerza pública se enfrenta en varios tiroteos. En La Rinconada, se proclama el comunismo libertario.

Sucesos de Casas Viejas: en Casas Viejas (Cádiz), los campesinos anarcosindicalistas se sublevan proclamando el comunismo libertario. Las fuerzas de orden público al mando del capitán Rojas provocan una matanza de vecinos de la localidad, que se convierte en un gran escándalo político.

Gil Robles
El 4 de marzo de 1933 había aparecido el catolicismo como fuerza política bajo el nombre de Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), liderada por el joven abogado de Salamanca José María Gil Robles. Los resultados municipales del 23 de abril de 1933 dieron a esta nueva derecha un espacio decisivo en el panorama político español, en el que los republicanos cada vez estaban más desunidos. En términos estrictamente numéricos, las elecciones podían interpretarse un triunfo de los partidos de la oposición, ya que poco menos de un tercio de los concejales elegidos formaban parte de los partidos que formaban el gobierno de la República.

El 8 de junio, de 1933 en plena crisis por el asunto religioso, y con la mayor parte de la prensa y de la intelectualidad en su contra, Azaña dimitió, aunque se le hubo de encomendar nuevamente la formación de gobierno. Intentó incorporar, otra vez, a los radicales de Lerroux, pero Martínez Barrio lo impidió al mantener Azaña a los socialistas en el gobierno.

El desgaste que habían sufrido los partidos gobernantes durante el primer bienio republicano, con incidentes tan graves como los de Castilblanco (sucesos de Castilblanco) , Arnedo (sucesos de Arnedo) y, sobre todo, Casas Viejas, unido a la recuperación de los partidos de la derecha y a su decisión de una política de conjunción, condicionan las elecciones de noviembre de 1933.

El 19 de noviembre de 1933 se celebró la primera vuelta de
Gil Robles
las segundas elecciones generales de la Segunda República Española para las Cortes y fueron las primeras en que las votaron las mujeres ejercieron el derecho al voto. Las elecciones dieron la mayoría a los partidos de centro-derecha y de derechas,
la coalición formada por el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux y la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) . La CEDA se convirtió en el principal partido de las Cortes y José María Gil Robles en el ídolo de la España conservadora. Los principales dirigentes de los republicanos de izquierda encabezados por Manuel Azaña nada más conocerse los resultados electorales presionaron al presidente de la República Niceto Alcalá Zamora para que convocara nuevas elecciones antes de que se constituyeran las Cortes recién elegidas. Sin embargo, la sesión de apertura de la nuevas Cortes se celebró con normalidad el 8 de diciembre de 1933 presidida por Niceto Alcalá Zamora.

El 16 de diciembre Alejandro Lerroux García accedió a la presidencia del gobierno, con el apoyo de la CEDA de José María Gil Robles , quien dejó claro desde el primer momento su futura aspiración a gobernar. La República dio un giro a la derecha, el proceso de reformas quedó paralizado. Se formó un gobierno de centro dirigido por el jefe del Partido Republicano Radical , Alejandro Lerroux García, José María Gil Robles y la CEDA lo apoyaban pero no entraron a formar parte del mismo, a pesar de que era el partido más votado. Mientras tanto, la sustitución de las escuelas religiosas por las laicas se pospuso, la Reforma Agraria se abandonó en gran medida, y se produjo una amplia amnistía política hacia los conspiradores de 1932. 

Ante las vacilaciones del presidente de la República en promulgar la ley que perdonaba a Sanjurjo y los conspiradores de 1932, Lerroux dimitió en mayo de 1934 siendo sustituido por otro radical, Ricardo Samper, que contaba con muchos menos apoyos en las Cortes.

A primeros de octubre, el gobierno de Samper se rompió y Lerroux fue encargado para formar un nuevo gobierno, en el que incluyó a tres ministros de la CEDA. Casi inmediatamente, el gobierno de la Generalidad proclamó la República Federal Española y el Estado Catalán dentro de ella, proyecto en el que Azaña se negó a involucrarse por considerar que su fidelidad estaba con la Constitución y el Estatuto.


El 4 de octubre de 1934, ante la debilidad del gobierno, José María Gil Robles retiró el apoyo de la CEDA a Samper que dimitió. Alcalá Zamora no hizo otra cosa que volver a encomendar su formación a Lerroux, pero ahora José María Gil Robles exigió que tres de sus partidarios de la CEDA entraran como ministros. Este hecho fue suficiente para que los socialistas, se levantaran contra el poder constitucional.

El 8 de octubre Azaña fue detenido por la autoridad militar.en Barcelona donde se esperaba el inicio de esa revuelta. Fue encarcelado en distintos barcos de la armada (el buque Ciudad de Cádiz y los destructores Alcalá Galiano35 y Sánchez Barcáiztegui, en los que fue interrogado varias veces por distintos jueces en relación con la rebelión en Barcelona, con un alijo de armas encontrado en el vapor Turquesa en la playa de San Esteban de Pravia y con unos contactos con ciudadanos portugueses, supuestamente para ayudarles en 1931 a preparar en Portugal algo parecido a la proclamación de la Segunda República en España.

El 28 de diciembre el Tribunal Supremo decidió sobreseer el procedimiento y lo puso en libertad.

En Madrid la UGT declaró la huelga general, en Barcelona, el presidente de la Generalitat Lluís Companys, juzgando erróneamente la situación, proclamó el “Estado Catalán”. El movimiento revolucionario fracasó en todo el país con una excepción, Asturias

Las guarniciones en Asturias se vieron impotentes para frenar una ofensiva revolucionaria que produjo violentos combates. Todas las ciudades y pueblos de la cuenca minera quedaron sometidos a un comité revolucionario, que al mismo tiempo que reorganizaba la zona tenía que ocuparse de la lucha. 

El gobierno, decidido a acabar con la rebelión tuvo que llamar a la Península a las tropas coloniales, los moros y la Legión. Los generales Manuel Goded y Francisco Franco coordinaron la ofensiva desde Madrid. La Legión y los moros consiguieron un éxito casi inmediato. Apoyados por la aviación liberaron Oviedo, Gijón cayó el 10 de octubre y en 15 días la rebelión se podía dar por sofocada. 

El líder socialista de la revolución Ramón González Peña renunció a seguir dirigiéndola, Belarmino Tomás, líder de los mineros, aceptó la derrota pero no renunció a comentar que el haber quedado la revolución reducida sólo al foco de Asturias había sido la clave del fracaso.

Casi 2.000 personas murieron en la revolución asturiana, algunas ejecutadas sin previo juicio, miles de republicanos y socialistas en toda España fueron encarcelados. La rebelión había fracasado principalmente por su falta de cohesión, pero la izquierda había aprendido una valiosa lección. Durante los dos años siguientes el deseo de amnistía para sus compañeros encarcelados contribuyó a forjar la alianza de la izquierda.El castigo a los rebeldes de 1934 suscitó las primeras divisiones en el seno del gobierno de centro-derecha. Gil Robles y la CEDA eran partidarios de la aplicación de varias penas de muerte. Alcalá Zamora les recordó las medidas de gracia impuestas a los conspiradores de 1932 y no las ejecutó por lo que los ministros de la CEDA retiraron el apoyo al gobierno radical de Lerroux aunque en marzo de 1935 se vió obligado a incluir cinco nuevos ministros de dicha formación y con Gil Robles al frente del Ministerio de la Guerra. Pero en octubre de 1935 el gabinete se hundió debido al escándalo del “estraperlo” en el que Lerroux quedó bastante mal parado. El Partido Radical se desmoronó y el 4 de enero de 1936 el presidente de la República tuvo que disolver por segunda vez las Cortes. Las nuevas elecciones quedaron fijadas para el 16 de febrero.

Los días 16 y 23 de febrero de 1936 se celebraron en España las terceras elecciones generales, y últimas, de la Segunda República Española. En aquellos comicios se presentaban tres formaciones, la derecha, el centro y la izquierda constituida por el Frente Popular.

Las elecciones dieron el triunfo a la coalición de izquierdas denominada Frente Popular, sin embargo, no obtuvieron el 50% en cuanto a voto se refiere. 

Es difícil calcular cuántos votos recibió cada partido, ya que la ley electoral era por listas abiertas, y no es posible decir cuántos votos obtuvo cada candidatura, ya que los votantes podían elegir candidatos de distintas listas para cada uno de los escaños de su circunscripción. 

Lo cierto es que el gobierno nunca publicó los resultados en su integridad. Según disponía la Ley Electoral vigente, la mecánica de adjudicación de las actas de diputados era compleja y necesitaba de tiempo para llevar a cabo el escrutinio general, una segunda vuelta donde fuera necesario y la discusión de las Actas en el Parlamento.

El Presidente del Gobierno Alcalá-Zamora, dirigió la segunda vuelta presentando al Parlamento los resultados. La dimisión de Portela Valladares el 19 de febrero va a permitir al Frente Popular la ocupación del Gobierno para, desde él, acabar de redondear los resultados y forzar la mayoría. La dimisión de Portela Valladares arrastró la de muchos gobernadores provinciales que dimitieron aterrados sin esperar la llegada de unos sustitutos adecuados.

El 19 de febrero de 1936 se formó el nuevo gobierno, que presentaba una coalición de Izquierda Republicana y Unión Republicana (Frente Popular). Al tiempo que gestionaba la amnistía de presos y restablecía las relaciones con Cataluña anulando la suspensión del Estatuto, el estado de alarma que existía en el país le permitió encarcelar a la plana mayor de Falange Española por el atentado cometido por un falangista el 12 de marzo contra el Vicepresidente de las Cortes, Luis Jiménez de Asúa (en el que moriría solo su escolta).
El 22 de febrero de 1936 se constituía el nuevo Ayuntamiento en Ciudad Real y al día siguiente tomaba posesión el nuevo gobernador civil, Francisco Muñoz Ocaña. Los resultados en la provincia de Ciudad Real difirieron con mucho de los nacionales que dieron el gobierno al Frente Popular. Con un 73,2 por 100 de participación, los candidatos de la derecha obtuvieron una clara mayoría, hasta el punto de conseguir ocho diputados frente a los dos logrados por el Frente Popular. Mientras, en la ciudad, la tendencia venía a coincidir con la nacional. La candidatura del Frente Popular fue la más votada, vencedora en tres de los cinco distritos de la capital, y José Maestro el candidato más votado, mientras que por la derecha lo era Daniel Mondéjar.

El Consejo de Ministros había acordado que tras las elecciones se llevara a cabo la inmediata reposición de todos los ayuntamientos que en su totalidad o en parte se hallen suspensos actualmente. Se eligió Alcalde Presidente a Antonio Vargas Jiménez, con carácter interino,  pues las elecciones municipales deberían celebrarse en abril.
German Vidal Barreiro


Los continuos enfrentamientos entre el Partido Socialista y el gobernador civil, del que se pedía frecuentemente su dimisión, llevaron al relevo de éste por otro militante de Izquierda Republicana, Germán Vidal Barreiro, que tomaba posesión el 6 de junio.

 


El 7 de abril de 1936 en Madrid la nueva mayoría de las Cortes del Frente Popular recurrió al artificio jurídico para destituir al Presidente de la república  Alcalá-Zamora  (cuyo partido liberal-demócrata había sufrido un descalabro en las elecciones) por haber convocado dos veces elecciones generales en un mismo mandato, lo que podía considerarse una extralimitación de sus prerrogativas.

El 30 de abril de 1936 fue elegido Manuel Azaña como candidato único a la Presidencia de la República de todos los partidos que formaban el Frente Popular.

El 10 de mayo de 1936 Manuel Azaña fue elegido Presidente de la República con 754 votos de los 874 diputados, jurando el cargo al día siguiente.


Sáenz de Tejada
El 12 de julio de 1936 unos pistoleros desconocidos, tal vez falangistas, asesinaron al teniente José del Castillo Sáenz de Tejada, de la Guardia de Asalto.

 





José Calvo Sotero
El 13 de julio de 1936 cayó asesinado José Calvo Sotelo, líder de la derecha parlamentaria, a manos de un grupo de agentes del orden que trataba de vengar la muerte de su compañero.





Francisco Franco
El 17 de julio de 1936, la guarnición de Melilla se sublevó y declaró el estado de guerra en Marruecos, disparándose el mecanismo que llevaría a España a su más cruel guerra civil. Desde Canarias, Francisco Franco Bahamonde voló a Tetuán para ponerse al mando del combativo ejército "africano", mientras el levantamiento se ponía en marcha en la Península ante el desconcierto del gobierno de Casares Quiroga, que perdió unas horas decisivas sin tomar medida alguna. En pocos días, ante el fracaso del levantamiento en las principales ciudades de España, el enfrentamiento entre las fuerzas sublevadas y las leales al Gobierno se convirtió en una guerra civil, en la que el general Franco adquirió pronto un protagonismo decisivo.

 el 18 de julio de 1936 en Sevilla las iglesias ardían la misma tarde resultando muertos el párroco de la barriada obrera de San Jerónimo y un salesiano vestido de civil, cuyo cadáver fue arrojado a la iglesia en llamas de San Marcos

el 20 de julio de 1936 murieron frailes carmelitas en Barcelona, en medio del enfrentamiento entre un regimiento del Ejército, que se hallaba atrincherado en el convento, con la milicias revolucionarias y las fuerzas de orden público leales a la República

el 16 de agosto de 1936, Plácido García Gilabert, fue asesinado tras sufrir mutilaciones

 el verano de 1936 aconteció en la diócesis de Barbastro, la de mayor mortandad del país entre sus miembros incardinados pues se causó la muerte a 123 de los 140 sacerdotes, es decir, el 88% de sus miembros, incluyendo a su obispo, además de 51 frailes claretianos, 18 benedictinos y 9 escolapios.







El clima de violencia que en la primavera de 1936 caracterizó toda la vida española estuvo en Ciudad Real protagonizado por la actividad paramilitar de las formaciones políticas y sindicales.

Las formaciones paramilitares comunistas y socialistas habían hecho acto de presencia en la vida ciudadana con la concentración celebrada en la plaza de toros el 21 de junio, en la que participaron unos 1.500 militantes, que desfilaron a los sones de la Internacional y de joven Guardia.

Vidal Barreiro
Conocida la noticia del alzamiento, el gobernador civil Germán Vidal Barreiro convocó a los principales líderes políticos y sindicales para tomar decisiones en defensa del régimen republicano. En esa histórica reunión estuvieron presentes
entre otros:
  • Arturo Gómez Lobo de Izquierda Republicana.
  • Manuel Romero, de Unión Republicana, .
  • Domingo Cepeda del Partido Comunista, .
  • José Tirado de la CNT, . 
  • Fernando Piñuela del Partido Socialista, .
Después se reunió con el coronel Salafranca, jefe de la guarnición militar, quien desde su cargo manifestó su lealtad a la República, más tarde se reunió con la Guardia Civil y de los Guardias de Asalto, que garantizo la subordinación de su fuerza, aunque ambas fueran concentradas en Ciudad Real para ser enviadas en días inmediatos a Madrid.
Vidal Barrei
El Gobernador de Ciudad Real, Sr. Germán Vidal Barreiro, promovió la moderación, pero no impidió las matanzas realizadas por milicianos. Hasta primeros de agosto, contaba a su disposición con más de 500 Guardias Civiles.




Narciso de Estenaga
Cuando los contingentes de la Guardia Civil que había en la ciudad fueron  trasladados a Madrid, el obispo titular de Dora y obispo de Ciudad Real, Narciso de Estenaga y Echevarría, quedó a merced de los radicales de extrema izquierda. El 5 de agosto los milicianos asaltaron y registraron su palacio. El 13 de agosto fue obligado por la fuerza a abandonar su morada, junto con su capellán, D. Julio Melgar Salgado, instalándose en casa de un amigo, Saturnino Sánchez Izquierdo muñoz (quien posteriormente también sería asesinado).

En la mañana del 22 de agosto de 1936 los milicianos se llevaron a la fuerza al obispo y a su capellán, que no opusieron resistencia. Conducidos a las cercanías de Peralvillo del Monte, a orillas del Guadiana y a ocho kilómetros de Ciudad Real, fueron asesinados a tiros. Los cadáveres fueron encontrados al día siguiente, y trasladados al cementerio de la ciudad.

Ciudad Real fue la segunda provincia de la región en cuanto al volumen total de represión anticlerical. y la primera (superando ligeramente a Toledo ) en el numero de religiosos asesinados. Cuatro de cada diez sacerdotes fueron asesinados. Treinta y siete de sus localidades han quedado marcadas en los martirologios, y en seis de ellas, se produjeron, además, asesinatos de frailes.

Los frailes residentes en la provincia de Ciudad Real sufrieron verdaderas masacres. Entre ellas cabe destacar la muerte de 14 Claretianos de Ciudad Real, Cerca de la estación de Fernán Caballero, el 28 de julio de 1936, a los que siguieron otros once más de la misma orden, en los días y semanas siguientes, en la provincia de Madrid.

Los Claretianos de Ciudad Real
El grupo lo integraban 16 claretianos y estaba formado por un sacerdote, 14 jóvenes seminaristas (estudiantes de teología) en vísperas de ser ordenados sacerdotes cuyas edades oscilaban entre los 20 y 26 años, y un hermano coadjutor de 47 años. Eran jóvenes, muy jóvenes, se llamaban:

Padre:
José María Ruiz Cano 
José María Ruiz Cano
03.09.1903 en Jerez de los Caballeros (Badajoz) †27.07.1936 en Sigüenza (Ciudad Real)

Seminaristas:
Gabriel Barriopedro Tejedor
Gabriel Barriopedro Tejedor
18.03.1915 en Barahona (Soria) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Primitivo Berrocoso Bahíllo 
Primitivo Berrocoso Maillo
19.02.1913 en Jerte (Cáceres) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Cándido Isaías Catalán Lasalas
Cándido Catalán Lasalas
16.02.1916 en Corella (Navarra) †28.07.1936 en Ciudad Real

Tomás Cordero Cordero
Tomás Cordero Cordero
08.06.1910 en Robledino de la Valduerna (León) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Otilio del Amo Palomino
Otilio del Amo Palomino (1913-1936)
02.04.1913 en Bustillo (Valladolid) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Abelardo García Palacios
Abelardo García Palacios
15.10.1913 en Yudego (Burgos) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Jesús Aníbal Gómez Gómez
Jesús Aníbal Gómez Gómez
13.06.1914 en Tarso (Antioquia) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Antonio Lasa Vidaurreta
Antonio Lasa Vidaurreta
28.06.1913 en Loizu (Navarra) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Ángel López Martínez
Ángel López Martínez
02.10.1912 en Mundilla de Valdelucio (Burgos) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Claudio López Martínez
Claudio López Martínez
18.12.1910 en Mundilla de Valdelucio (Burgos) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Antonio María Orrego Fuentes
Antonio Orrego Fuentes
15.01.1915 en Oliva de la Frontera (Badajoz) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Melecio Pardo Llorente
Melecio Pardo Llorente
03.08.1913 en Cháves (Valladolid) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Ángel Pérez Murillo
Ángel Pérez Murillo
06.01.1915 en Montánchez (Cáceres) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Vicente Robles Gómez
Vicente Robles Gómez
25.04.1914Villanueva del Conde(Salamanca) †28.07.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

Hermano coadjutor:
Felipe González de Heredia Barahona
Felipe González de Heredia Barahona
26.05.1989 en San Asensio (La Rioja) †02.10.1936 en Fernán Caballero (Ciudad Real)

La atmósfera de violencia contra los moradores del Seminario Claretiano de Zafra comenzó apenas acabadas las elecciones del 16 de fe­brero de 1936. Todos los desmanes que se preparaban para la fiesta revo­lucionaria del primero de Mayo se ensayaban expresamente por las turbas delante del Colegio Semi­nario: himnos, mueras, pedradas... El día del desfile todo iba con orden, hasta que llegó el grupo za­guero, que se revolucionó, y el Padre Superior no tuvo más remedio
Vidal Barreiro
que acudir a la autoridad del Al­calde D. Antonio Vargas Jiménez (Militante de la CNT. Fusilado en Ciudad Real, 1939.) y el Alcalde a la del gobernador el Sr. Germán Vidal Barreiro (Dirigente de Izquierda Unida y abogado de profesión.1892-1960). Se desalojó el edificio, que quedó bajo la custodia de la Mu­nicipalidad.


Para el día 04 de Mayo de 1936 estaban todos los Seminaristas Teólogos en Ciudad Real, su nuevo destino. Encerrados en aquel ca­serón enclavado dentro de la Ciudad, no podían salir para nada, por el ambiente prerrevolucionario que se respiraba.
 

Estallada la Revolución el 18 de Julio de 1936, en Ciudad Real seguían las cosas con relativa normalidad. Pero el día 23 de Julio de 1936 el Padre Provincial ordenó la dispersión prevista. Al mediodía del 24 de Julio de 1936, mientras estaban todos en la mesa, se presentan unos quince hombres armados exigiendo el abandono de la casa. El Padre Superior exige la orden por escrito del Gobernador el Sr. Germán Vidal Barreiro, con el que se pone en comunicación telefónica. No se saca nada en claro de aquella autoridad... O es un cómplice de los asaltantes, o un indeciso, o un cobarde. Viene a la mente sin más el Coronel Villalba de Barbastro.

El Padre Superior ordena la desbandada prevista, pero se adelanta la chusma. No son precisamente elementos de la ciudad, sino mineros, ferroviarios y campesinos llegados de fuera. Los asaltantes no sabían que había tanta gente dentro. Contaban con seis o siete, y se encuentran con un grupo tan numeroso. Aquí empezaron las discusiones. Dos horas y más duró la escena cruel. 


Al fin, hacia las cuatro, se presentó un delegado del Gobernador Sr. Germán Vidal Barreiro, que inspeccionó todas las depen­dencias. Finalizada la inspección, les comunica que todos quedaban detenidos y presos en la propia casa.

Antes de convertir la casa en prisión, se hizo el cacheo de los detenidos y el registro de todas las existencias, y así se les quitaron las navajas, tijeras, medallas, rosarios, maquini­llas de afeitar..., aunque las maquinillas se las devolvieron por mandato del jefe de turno.

No podían salir para nada sin previo permiso, ni siquiera asomarse a la puerta, habían de pedir a gritos...

Como el calor era tan sofocante y estaban todos deshidratados, al fin consintieron los milicia­nos que dos de los detenidos pasaran el botijo de agua de cuarto en cuarto.

El día 
25 de Julio de 1936, el cabo de guardia "El Camisón", les permitió salir y reunirse en la capilla para una Misa, y pasar después casi toda la mañana reunidos en el patio jardín bajo la mirada atenta de sus guardia­nes.

Al volver todos de nuevo a sus cuartos se encontraron destrozados todos los objetos religiosos: crucifijos, cuadros, imágenes..., sustituidos por hoces y martillos, eslogans revolucio­narios, carteles de curas colgados y caricaturas obscenas. Por la tarde los milicianos trajeron a sus parientes, amigas o novias para que contemplaran el espectáculo de los curas en sus cuartos, mientras que por los pasillos desfi­laban las muchachas vistiendo ornamentos sagrados o cubiertas con bonetes de clérigo.

Así los tres días. Por las noches disparaban intencionalmente en los techos para aterrorizar a los presos. El domingo
26 de Julio de 1936 fue especialmente duro. Los despertaron en medio de un ruido infernal y les obligaron a vestirse a plena luz. Después, a trabajar duro en la huerta y cocina. Y por la tarde, el jefe de guardia abre el saco donde habían metido todo y, al ver bastantes navajas de afeitar, telefonea al centro revolucionario que envíen refuerzos porque los presos preparaban un complot.

Los milicianos no esperaron nueva orden. Se lanzan a la calle armados de escopetas, pistolas, hachas, palos..., gritando furiosos: ¡A matarlos! ¡A matarlos!...

El cabo "Camisón" fusil en mano, les hace frente con valen­tía, y, más que todo, con su ascendiente sobre ellos logra dispersarlos.

Todo lo anterior lo realizaban los milicianos, avezados a la revolución y al crimen, ante las protestas o el silencio impotente de los de la Ciudad. Por otra parte, hay que hacer justicia a los que permitieron y hasta ayudaron a los presos a mandar telegramas y a organizar la dispersión.

El Padre Superior logró ponerse en contacto con el Gobernador Sr. Germán Vidal Barreiro. En la oficina del Gobierno Civil se oía un griterío y había un desorden infernales. Nadie se entendía. Pero al fin dieron la razón al Pa­dre Superior, que acompañado de dos amigos, uno de ellos abogado, y de Don Eutiquiano Peinador, papá de tres misioneros, que había venido a buscar a su hijo el Padre Máximo Peinador, logró que se le extendieran los anhelados salvoconductos para ir todos a Madrid.

El texto era diáfano.

Gobierno Civil de la provincia de Ciudad Real. Negociado 3. Por la presente se acredita que su portador es X.X., que con autorización de este Gobierno y del Comité de Defensa Provincial sale de Ciudad Real. Por lo cual, rogamos a las autoridades, milicias y pueblo en general, no le estorben y le den facili­dades en su viaje. Ciudad Real, 28 de Julio de 1936.

El Gobernador Civil, Germán Vidal.


Aquellos salvoconductos aparte del sello del Gobernador, debían llevar el de seis organizaciones revolucionarias.

La primera expedición para Madrid se preparó para el día 28 de julio de 1936 y así fue. El día 28 de julio de 1936 se acabó con aquella situación de desespero. En la primera expedición, además del Padre Máximo Peinador acompañado de su papá Don Eutiquiano Peinador, irían estos catorce Estudiantes: Tomás Cordero, Claudio López, Angel López, Primitivo Berrocoso, Gabriel Barriopedro, Antonio Lasa, Vicente Robles, Melecio Pardo, Antonio María Orrego, Otilio del Amo, Cándido Catalán, Angel Pérez, Abelardo García y Jesús Aníbal Gómez.

Subidos a los taxis, marcharon todos hacia la estación del ferrocarril, custodiados por milicianos. Era media tarde, y el sol de Julio caía feroz sobre los campos manchegos. Los expedicionarios se dis­tribu­yen para subir a los vagones. Pero, reconocidos por los muchos curiosos que en aquellos prime­ros días de la revolución se agolpaban en las estaciones de trenes y autobuses, comienza en seguida el tu­multo ensordecedor: ¡Curas! ¡Frailes! ¡No los dejéis subir! ¡A matarlos! ¡Son curas! ¡Éstos no llegan a Madrid!.

Los treinta o cuarenta milicianos reúnen a los pobres muchachos en una sala de la estación y los guardan allí hasta que llegue el tren, que se presenta a las cuatro y cuarto. En este tren venía un gran contingente de milicianos llamados a filas y que se dirigían a Madrid. Enterados sobre el asunto de nuestros Seminaristas, impiden que suban porque los quieren matar allí mismo. Ahora se entabla una discusión acalorada entre socialistas de Ciudad Real y los milicianos comunistas. Los primeros quie­ren llevar a los muchachos hasta Madrid para que deter­mine la Dirección General de Seguridad. Los otros se empeñan en liquidarlos allí mismo. En la fu­riosa discusión interviene una miliciana repulsiva, que besa cariñosamente a uno de los revoluciona­rio a la vez que pide a todos: ¡A matarlos! ¡Hay que matarlos!. ¡A matarlos. Que son frailes. No les dejéis subir. Matadlos!

Al fin, los suben después en el mismo vagón de atrás, y, para que vayan todos juntos, desalojan de sus puestos a varias personas. En el camino les exigen la documentación, presentan el salvoconducto.

Recuentan los salvoconductos y notan que falta uno, pues saben muy bien que son quince los ex­pedicionarios. Don Eutiquiano Peinador ha sido listo, ha tomado consigo a su hijo el Padre Máximo Peinador y ha su­bido en un coche de primera clase, donde pasa totalmente desapercibido. Registran meticulosamente por entre los pasajeros y no aparece el que buscan.

Al llegar a la próxima estación de Fernán Caba­llero, dos milicianos se adelantan al maquinista y le ordenan no poner en marcha el tren hasta nuevo aviso. Entonces hacen bajar a los catorce muchachos y los colocan entre la segunda y la tercera vía, mientras los milicianos se quedan a diez metros en la vía primera, apuntando con los fusiles.

Los viajeros del tren, obligados por los milicianos, hubieron de asomar sus cabezas por las ventani­llas llenos de terror, a pesar de las protestas airadas de algunos, sobre todo mujeres. El forcejeo entre pasajeros y milicianos estuvo a punto de desatar escenas violentas.

Los jóvenes Seminaristas Claretianos, serenos, lanzan al aire repetidamente la consabida aclama­ción: ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva el Corazón de María!.

La nutrida descarga no logra matar a algunos, que, heridos solamente, se arrastran hacia los vago­nes para agarrarse a sus plataformas. Pero los milicianos van dando a cada uno el tiro de gracia, a la mayoría de ellos me­tiéndoles la bala por los ojos.

El Padre Máximo Peinador, contempla todo desde el tren parado en la esta­ción, y será un testigo excepcional de todo.

Los cadáveres quedaron tendidos en suelo durante muchas horas. Pero aún no había acabado la tragedia. El joven Claretiano Cándido Catalán no estaba muerto, revuelto en su propia sangre y cuando ya se han mar­chado los asesinos, logra arrastrarse hasta el vestíbulo de la estación.

Según el testimonio del Sr. jefe de la estación, el temor que se había apoderado de todos los impidió acercarse al herido.

Cándido Catalán recelaba de todos, mientras pedía algo de agua, Carmen Herrera la hija del jefe de la estación, insistía en que se le permitiera proporcionar al herido un vaso de agua; más el temor a posibles atropellos hizo que no se lograra su deseo. Carmen Herrera, hija del jefe de Estación la mujer del factor, Maximiliana Santos y la esposa del Jefe de la estación, le atendieron, le limpian las heridas del cuerpo acribillado a balazos.

El joven Claretiano Cándido Catalán fue atendido por los doctores de Fernán Caballero, D. Pascual Crespo Campesino y D. Alfonso Gonzalez y tras reanimarlo, las autoridades y la Guardia Civil reúnen a todos los sospechosos y se los presentan al moribundo a ver si reconoce a alguno de ellos como asesino. El mucha­cho los mira buenamente y niega con la cabeza. Le preguntan si es que no habían sacado los billetes para viajar, y aún tiene fuerzas para responder: Nos dieron el dinero en casa y lo entregamos a los milicianos en la estación, pero no nos dieron los billetes. Después lo montan en la ambulancia, pero no llega vivo a la Ciudad. Su cadáver estuvo depositado cuatro días, en espera de que alguien lo reconociera. D. Domingo Garcia lo autopsió.

Faltaba el último acto del drama, que no se consumaría hasta el 2 de Octubre de 1936.

El Hermano Felipe González de Heredia no iba en ninguna expedición a Madrid, porque tenía un hermano en Ciudad Real y se quedó hospedado en su casa. Doloroso cuanto queramos, pero la cu­ñada no lo admitía y se quiso desentender de él. A pesar de los malos tratos que le dispensaba, Felipe no se iba, pues salir era dirigirse por su propio pie a la muerte. La cuñada, sin aguantarlo más, lo de­nuncia repetidamente a los revolucionarios, era el 30 de Septiembre de 1936 y hasta el día 2 de Octubre de 1936 lo detienen en la checa instalada en el Semina­rio, cuando el miliciano Agustín Vacas, acompa­ñado de otros dos camaradas y dos muchachas, lo cargan en un coche que se dirige hacia la misma Fernán Caballero.

El traslado resulta cruel, pues someten a su víctima a pesadas torturas físicas y mora­les, por parte sobre todo de Eusebia Burgos Gavilán, miliciana de sólo dieciséis años. Le enseñan al Hermano la navaja y le pin­chan con ella mientras le van diciendo: Tú no eres cura, tú eres un fariseo. Y así, a navajazos, te vamos a matar. Con estos perros no hay que gastar pólvora...

Llegados al control de Fernán Caballero, responden los asesinos cuando les piden la documenta­ción: Nada. Venimos sólo a dejar a este criminal. Este criminal, dice en el proceso el sacerdote Pablo Martín, que lo vio allí dentro del auto, estaba colocado en medio de las dos milicianas, que empuñando unas navajas herían los muslos de la víc­tima, teñido de la sangre que manaba de las heridas. Iba resignado, con las manos juntas y los ojos bajos mirando al suelo.

Momentos después, dejaban junto a la puerta del cementerio a aquel humilde religioso, que, como atestigua un buen campesino que contemplaba la escena desde la huerta contigua, gritó con los brazos en cruz, antes de recibir la descarga: ¡Viva Cristo Rey y el Corazón de María!
Eusebia, "la gavilán", se encarga de descerrajarle el tiro de gracia, mientras le dice: Anda, y que te vaya bien por tu Cielo.


Tras estallar la gerra civil y con el avance de los rebeldes, Germán Vidal Barreiro organizo una columna (la columna Merida) compuesta por 700 milicianos de capital y varios pueblos de la provincia, con el objetivo de defender la provincia. La prensa de la época a través de "El Pueblo de La Mancha", cuenta esta otra historia.


Vía: Wiquipedia

Otras Fuentes:
http://mercaba.org/FICHAS/Persecucion/REPUBLICA_1932.htm
http://www.persecucionreligiosa.es/trece_rosas.html
http://books.google.es/books?
http://enciclopediadaemigraciongalega.com/biografias/vidal_barreiro_german.htm
http://www.claret.org/es/martires-claretianos-siguenza-y-fernan-caballero
http://perseo.sabuco.com/historia/II%20Republica.pdf
http://webfacil.tinet.org/vice/63423
http://www.maalla.es/Libros/La%20otra%20cara%20de%20la%20II%20Republica.pdf
http://www.vegavaldavia.com/paginas.asp?num=697
http://www.guerracivil1936.galeon.com/repcd.htm
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------